Mari-Jose Azurmendi, premio Manuel Lekuona de Eusko Ikaskuntza

Prix

18/09/2018

Mari-Jose Azurmendi, premio Manuel Lekuona de Eusko Ikaskuntza

El jurado ha subrayado “el compromiso con el euskera y la ingente aportación para normalizar la lengua” de la sociolingüista. 

Mari-Jose Azurmendi (Donostia-San Sebastián, 1944) ha obtenido el galardón Manuel Lekuona de Eusko Ikaskuntza. “Su trayectoria profesional y académica es excepcional, haciendo suya la normalización del idioma, es fecunda su aportación al euskera”. En este sentido, entre otras, ha sido pionera en temas de sociolingüística, y en el desarrollo de la rama de conocimiento denominada psicosociolingüística. Es una mujer de mundo y es conocida por su trabajo de divulgación del estudio del idioma a nivel internacional.

Toda una vida dedicada a la docencia y la investigación ha sido pionera como mujer en diversos ámbitos: fue la primera mujer que dirigió el Liceo Alkartasuna de Beasain o una de las primeras mujeres en obtener cátedra en la UPV/EHU, entre otros logros. Fue la impulsora y creadora del Soziolinguistika Klusterra Elkartea (Sociedad Clúster de Sociolinguística) en el año 2000.

En la elección del premiado se ha recabado tanto la opinión popular como la de un Jurado Institucional. El voto de los/as socios/as de Eusko Ikaskuntza ha pesado un 30% sobre la decisión final, el de la Comunidad Vasca Global un 10% y el 60% restante ha quedado en manos del Jurado Institucional conformado por la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País, Euskaltzaindia, Sociedad de Ciencias Aranzadi, Fundación Labayru, Fundación José Miguel de Barandiaran, Euskal Kultur Erakundea, Institución Príncipe de Viana y la propia Eusko Ikaskuntza.

El Premio Manuel de Lekuona de Eusko Ikaskuntza fue creado en 1983 para el reconocimiento de personalidades de la cultura vasca cuya obra total (opera omnia) posea significativo interés, entre los galardonados en ediciones precedentes del Premio Manuel de Lekuona se encuentran, entre otros, Jorge Oteiza, José Miguel de Azaola, Justo Gárate, Bernardo Estornés, Carlos Santamaría, José Ignacio Tellechea Idigoras, José Mª Jimeno Jurío, Eugène Goyheneche, Micaela Portilla, Elías Amézaga, Menchu Gal, Antxon Aguirre Sorondo, Joan Mari Torrealdai, Fermín Leizaola o el propio Manuel Lekuona. El premio se materializa en una escultura en bronce creada por Remigio Mendiburu.

Mari Jose Azurmendi

Profesora e investigadora. Comenzó a dar clases en 1968 en el Liceo Alkartasuna de Beasain y llegó a ser la primera mujer en dirigir el centro. Posteriormente, ejerció la docencia durante 13 años en el E.U.T.G. de Deusto en el Campús de Donostia-San Sebastián impartiendo diversas materias, entre ellas la Sociolingüística, siendo pionera en la misma. Hasta su jubilación en 1983 dio clases en la Facultad de Psicología de la UPV/EHU. Fue una de las primeras mujeres en obtener cátedra en la UPV/EHU y durante ocho años fue miembro decano de dicho centro, vicedecana de euskera, más concretamente. Se jubiló en 2011, pero prolongó su vida académica hasta 2014 ejerciendo de profesora emérita.

Profesora invitada del “Centre sur le Bilinguisme” de la Universidad Laval de Québec y miembro de éste desde 1980. También ha ejercido en la Universidad de Reno, en Nevada, como profesora invitada.

Ha hecho suya la cuestión de la normalización del idioma y ha sabido situar el euskera en el centro de su trayectoria académica y militante. Mari-Jose Azurmendi ha destacado por su aportación a la sociolingüística, psicolingüística y psico-sociolingüística. Destaca su labor en este campo por su impulso a la innovación en el estudio y conocimiento de la rama de conocimiento que sería denominada Psicosociolingüística, siendo pionera en sus trabajos de impulso a éste. En este sentido, cabe mencionar el libro que con esa misma denominación publicó.

Fue impulsora y miembro creador de la Sociedad Clúster de Sociolingüística en el año 2000 y, miembro del Consejo de Publicación de la revista especializada “BAT Soziolinguistika Aldizkaria” del mismo clúster. Asimismo, entre 2001 y 2006 fue directora de la misma. Es miembro de diversas entidades científicas como Eusko Ikaskuntza, Bagera u Orreaga, entre otras.

En 2017 fue homenajeada por la asociación donostiarra Bagera Euskara Elkartea y en junio de 2018, recibió tributo de Eusko Ikaskuntza en Oñati en una Asamblea especial donde se homenajeó a miembros veteranos.

Partager:
Facebook Twitter Google Whatsapp